Magazine

Selección de ‘Cuarentena de microrrelatos’ en Instagram (I)

Compartimos una selección de los relatos de los participantes en esta red

El concurso ‘Cuarentena de microrrelatos’ nos está dejando también maravillosas historias en Instagram. Compartimos una selección de los relatos de los participantes en esta red.

Te estoy esperando día a día rayito de sol que entras por mi ventana e iluminas mi esperanza. Te espero con mi taza de café y mi pijama descombinada, mi moño deshecho y mi intacta alegría.
@lecabela

Hoy más que nunca soy yo misma, me repito una y otra vez delante del espejo. Él se empeña en devolverme mi imagen de ayer.
@mireya_jimena_ruiz

Te estoy esperando,ha llegado el momento y estamos a punto de entrar en el paraíso ,pero antes debemos superar el miedo , guardando los sentimientos que hemos vivido.
@marfil_38

No debí quedarme sin palabras, pero lo hice. Y el inapropiado silencio pronunció mis condolencias. No debí quedarme sin palabras, pero ¿qué decir ante la muerte?
@ailuj.st

En la pesadilla de un bucle extraño me hallo, desde que tu corta y temprana despedida alargó una ausencia interminable.
@jaime_de_santillana

Nos vimos como en jaulas, vacilantes, aterrados, maldiciendo… pero cuando nos dimos cuenta que la única jaula son nuestros miedos, abrimos la puerta hacia el interior y fuimos libres.
@primigenia_

Con su tierna blancura inició el confinamiento. Los días planos tornaron el moreno de una inmaculada piel en gracioso colorado por obra y gracia del sol de su balcón. La raza humana busca asilo de sí misma….
@tiopanchete

Vuelve a florecer para que yo te vea, para que pueda disfrutar de tu contoneo, para quedarme quieta mirándote. Vuelve por última vez para poder olerte, o sólo vuelve, porque no puedo olvidarte.
@yoligoga2

Lo que verdaderamente importa.La vida.Un viaje lleno de oportunidades. Puedes vivirlas o dormirte como un perezoso sin descansar en su último sueño.
@irecollvi

Que estés siempre contigo, dicen. Una sentencia que se asoma y se presenta amenazante. Dictatorial. Fulminante. A veces hasta desternillante. Y es que cuando estoy conmigo a solas sólo recuerdo lo que te dije entre risas: compartimos demasiados recuerdos.
@aye.after_laughter

Un cerebro para recordar lo que nos ha sido prohibido durante tantos días. Así, cuando por fin crucemos nuestros muros, podremos apreciar todos los momentos que por ahora no podemos vivir.
@albadelvi

Recordémoslo siempre, la lluvia caía con gran estruendo, el agua chocaba contra el cristal, nuestras miradas avergonzadas no dejaban de soñar. Tu cuerpo junto al mío una caricia sin igual, nuestro silencio callado, un sueño hecho realidad.
@gemalasaldetuvida

¿Qué decir ante la muerte, si me acecha y me enmaraña entre sus ramas cuando peligro? ¿Qué decir ante la muerte, si me promete una gran oferta junto a un paraíso? ¿Qué decirle? Bienvenida seas.
@adaa_bc

Cuando menos lo esperaba, y esperándote, al fin llegaste, entonces me fui, me arrepentí y volví. Ya no estabas, así que aquí sigo esperando, la espera no espera pero desespera…
@juanitaratachin

Con su tierna blancura desperté de un sueño profundo, mas no era cierta aquella imagen impoluta del mundo. Desinterés absoluto creaban sus alarmas, hasta que un día en casa nos vimos como en jaulas.
@maria_97aa