Exposiciones

04
dic
finalizado

Exposición ‘Mari Pepa Estrada y Rafael Pérez Estrada. Genealogías artísticas malagueñas’

  • 10:00h - 21:00h
  • Archivo Municipal. Alameda Principal, 23. Málaga
  • Arte
  • Del 21 de octubre al 22 de noviembre de 2020

El Área de Cultura inaugura ‘Mari Pepa Estrada y Rafael Pérez Estrada. Genealogías artísticas malagueñas’ en las Salas Mingorance del Archivo Municipal de Málaga.

La muestra presenta las visiones del mundo que ambos, madre e hijo, representaron en sus respectivas obras artísticas, diametralmente opuestas y, sin embargo, estrechamente ligadas por un telón de fondo común: Málaga.

La exposición, que además de unir a madre e hijo une a dos personas poseedoras de la Medalla de la Ciudad de Málaga, comienza con una serie de autorretratos de Mari Pepa Estrada. La muestra además reivindica la figura y la obra de la pintora, fallecida en 1997, que llegó a exponer en Portugal, Suiza, Nueva York, Madrid, Barcelona, Zaragoza y Málaga. Obtuvo, entre otros galardones, el premio de teatro El Espectador y la Crítica (Fundación Juan March) por su escenografía en ‘Los cuernos de don Friolera’. Fue hija de del abogado y político monárquico José Luis Estrada y Estrada y de María Luisa Segalerva Mercado. Estaba casada con el médico y exalcalde de Málaga Manuel Pérez Bryan. Hacia el final de su vida escribió sus ‘Memorias’ y un libro de recetas de cocina, ‘Comer y callar’. Entre sus amistades se encontraban mujeres tan ilustres como Josefina Carabias y Carmen Conde, que la apoyaron en su carrera artística.

Circunscrita en la corriente naif, caracterizada por el autodidactismo, por los colores brillantes y por una búsqueda expresiva que evoca la infancia, las obras de Mari Pepa Estrada dialogan con las de su hijo Rafael Pérez Estrada, cuyo trabajo se enmarca en los preceptos vanguardistas del arte donde la experimentación y la innovación son la única formalidad impuesta. A pesar de sus diferencias, ‘Mari Pepa Estrada y Rafael Pérez Estrada. Genealogías artísticas malagueñas’ permite hallar elementos comunes en sus propios universos pictóricos, tales como obispos, vírgenes, ángeles y querubines; sirenas, mar y marineros; capotes, toros y toreros; folclóricas y cantantes de ópera; jardines edénicos, paraísos e infiernos.

Esta muestra es, en definitiva, un paseo por Málaga, un recorrido por la memoria y por los recuerdos que quedaron para siempre fijados en las obras de Mari Pepa Estrada y Rafael Pérez Estrada, donde se mezclan nostalgia e ironía, humor y belleza, pintura y poesía, color y vida.