Magazine

Hablamos con Araceli Martín Chicano y Paloma Peñarrubia, creadoras de FLAMA

El festival de música electrónica creada por mujeres se celebrará el próximo 11 de junio en el Contenedor Cultural de la UMA

Hace un año que la celebración de FLAMA, al igual que otros tantos eventos culturales, se vio interrumpida por la pandemia. Un año después, este festival dedicado a la música electrónica creada por mujeres tiene fecha de celebración: el 11 de junio. Nos lo cuentan sus artífices, Araceli Martín Chicano y Paloma Peñarrubia.

La celebración de FLAMA estaba prevista a finales de marzo de 2020. Finalmente, más de un año después, tiene fecha de celebración: junio de 2021. ¿Cómo estáis viviendo organizar esta primera edición en un contexto tan distinto al inicial?

Cuando comenzamos a sumergirnos de nuevo en el proyecto, se había perdido un poco la ilusión y las ganas no eran las mismas. Era difícil volver a trabajar en algo a lo que le habíamos dedicado tanto tiempo y esfuerzo y que se esfumó dos semanas antes de declararse el estado de alarma. Y sobre todo, volvimos a trabajar en ello sin saber si se podría celebrar, en qué condiciones y cuándo. Pero la respuesta positiva de las artistas con las que habíamos contado el año pasado y un público que nos preguntaba qué pasaba con Flama, provocó que esa ilusión volviese y sin saber en qué condiciones íbamos a poder hacerlo, empezamos de nuevo.

Ha sido complicado y hemos tenido que cambiar el formato, ya que queríamos una parte de día y otra de noche. Ésta última ha tenido que desaparecer debido a las restricciones y lo hemos unido todo en un mismo día, teniendo que prescindir de algunas actividades y conciertos, pero hemos tenido la suerte de mantener, casi intacto, el mismo Line-Up.

FLAMA lo forman artistas, pero también sus historias y las dificultades que han encontrado a lo largo de su trayectoria por su género. ¿Cómo ha sido la selección del cartel? 

Hemos querido agrupar a algunas de las mujeres representativas de la escena de la música electrónica y experimental nacional. No solo a artistas sino también comisarias o comunicadoras como es el caso de Rosa Pérez de Fluido Rosa (Rne3). También hemos querido ofrecer diferentes estilos dentro de esta línea de expresión artística. Desde lo más pop y bailable a lo más experimental y abstracto para llegar a un público amplio y ecléctico.

Otras de las premisas a la hora de desarrollar el cartel era traer a algunas artistas que no hubieran tocado en Málaga como es el caso de Rrucculla o Alicia Carrera así como la presencia de Natalia Piñuel, directora del festival She Makes Noises, referente nacional, que ha inspirado a crear este festival para ampliar el circuito a Andalucía.

Su nombre, FLAMA (Female, Art, Music, Activism), es toda una declaración de intenciones. ¿Cuál es el papel actual de la mujer en el ámbito de la música electrónica? ¿Con qué trabas se suelen encontrar estas creadoras?

El papel de la mujer en el ámbito de la música electrónica es el papel de cualquier artista independientemente de su género, identidad o cultura.

Habrá quien exprese inquietudes personales a través de esta disciplina en los que quizás hable de sus relación en el mundo a través de su género y otras que tratarán otros temas.

Si nos remontamos unos años atrás, la discriminación negativa estaba muy presente por nuestro origen cultural patriarcal y aún sorprendía ver una mujer al frente de una cabina de Dj o interesada en la síntesis de sonido.  Hoy en día las trabas se van difuminando y la discriminación positiva está en auge, necesaria durante un periodo para compensar los años de silencio de la mujer, quedando arcaico u obsoleto el pensamiento machista. 

Lo ideal es que de aquí a corto plazo, el género no sea un motivo de discriminación de ningún tipo. 

Remarcáis que es “un festival protagonizado por mujeres y dirigido a todos los públicos”. ¿Cómo puede el hombre, a vuestro juicio, tomar un papel activo en el proceso de avance social que supone el feminismo?

Remarcamos que es “un festival protagonizado por mujeres y dirigido a todos los públicos” porque cuando un proyecto se especializa en algo en concreto, puede parecer que está enfocado sólo a algo determinado, y no es nuestro caso. Flama está protagonizado por mujeres creadoras porque nuestro objetivo es servir de plataforma para esas artistas que utilizan los medios sonovisuales como su forma de expresión artística y queremos que llegue a todas las personas que puedan estar interesadas, sin distinción de género.

El hombre, como cualquier otro individuo, debe actuar desde el respeto con el que se tienen que tratar a todos los sujetos en el avance social que supone el feminismo.

Y por último, ¿cuáles creéis que son los retos más urgentes del feminismo en el ámbito de la cultura, en general, y de la música electrónica, en particular?

Todo cambio parte de la educación. La cultura avanza impulsada por referentes y nuestro papel como comisarias es presentar estos referentes para incentivar e inspirar a las nuevas generaciones, tanto a mujeres como a cualquier otro género e identidad, de que “ellxs, también pueden”.

También hay un factor que nos divierte, que es localizar las mujeres de la escena y reunirlas en un mismo evento para visibilizarlas y generar el encuentro entre ellas.

FLAMA